b_850_560_16777215_00_images_2367797h765.jpgEl narcotráfico se metió en el entretejido político y social de Itatí. Controla todo lo que se mueve en ese pueblo de 9000 habitantes, que más allá del contrabando de marihuana no tiene ningún sustento económico sólido, a excepción de un sistema clientelar que hace más de tres años maneja la municipalidad -ahora bajo la lupa de la Justicia-, que inundó de planes sociales esa localidad correntina con el objetivo de que el peronismo retornase al poder en 2013, después de 37 años. Las vinculaciones del poder político con el narcotráfico dejaron de ser terreno de versiones desde que fueron apresados, este mes, varios familiares del intendente, de su vice y de una concejal.

Fueron detenidos por su directa vinculación con el tráfico de drogas. La Justicia analiza aún más de 4000 CD con escuchas telefónicas y, según afirman quienes están al tanto de la investigación, habrían aparecido indicios en esas llamadas sobre más conexiones políticas. Los subsidios entregados en Itatí beneficiaron incluso al arrestado hermano del viceintendente y a un inspector municipal que está acusado de ser un jefe narco.

Más notas para entender este tema Desplegarán este año 6000 efectivos de las fuerzas federales Hace dos semanas quedó presa Mariela Terán, hija del intendente de Itatí, Natividad "Roger" Terán, y su pareja Ricardo Piris, acusados de pertenecer a la banda de Luis Saucedo, líder de una de las tres organizaciones que manejan la distribución de marihuana en siete provincias argentinas, según una investigación de la Procuraduría contra el Narcotráfico (Procunar). Luego fueron arrestados Hernán Aquino, hermano del viceintendente Fabio Aquino, y Vanesa Sosa, hermana de Marcelina Sosa, concejal que llegó a esa banca por el Frente para la Victoria.

Saucedo es inspector municipal desde 2012, pero además cobró entre mayo de 2015 hasta 2016 un subsidio del plan Programa Hogar destinado a la compra de garrafas. Aquino también percibía -según el ministro de Seguridad de Corrientes, Horacio Ortega- otro subsidio estatal. En dos años, ese joven de 23 años fue arrestado tres veces con droga. La última vez cayó con un cargamento de 521 kilos de marihuana. Click Aqui La banda de Saucedo -quien está prófugo con pedido de captura internacional desde la semana pasada- manejaba una flota de 23 automóviles de alta gama, entre ellos dos Mercedes-Benz (modelos Sprinter y Compressor), un BMW 116I, tres Ford Ranger y cinco Toyota Hilux, entre otros. El Gordo o Lucho, como lo llaman a Saucedo en Itatí, construyó una casa de dos plantas en la ribera del río Paraná, frente al edificio de la Aduana. La propiedad se destaca porque está rodeada de casas precarias, que son las que dominan la arquitectura de la zona. "En tres ciudades importantes de la frontera, donde ganó el Frente para la Victoria, como son Itatí, Paso de la Patria e Ituzaingó se apostó desde 2013 a distribuir miles de planes sociales desde el anterior gobierno nacional.

El objetivo era ocupar la frontera", aseguró a la nacion el ministro de Seguridad de Corrientes. "Fue una estrategia del kirchnerismo que apuntó a despoblar las fronteras de efectivos federales y a desplegar una fuerte campaña con clientelismo a través de planes sociales para ganar las intendencias. Veíamos venir esta situación y lo advertimos", apuntó Ortega. El juez federal Carlos Soto Dávila consideró que "no hay dudas" de la connivencia política con el narcotráfico y remarcó que "lo que hay en esa zona es una ausencia total del Estado en un área caliente del contrabando de droga".